Argentina

Ocupa una superficie continental de 2.791.810 kilómetros cuadrados, entre la cordillera de Los Andes en el Oeste y el océano Atlántico en el este y el sur. Limita con Paraguay y Bolivia en el norte, Brasil y Uruguay en el Noreste y Chile en el oeste y sur. El país reclama los territorio ingleses de las Islas Malvinas y de las Georgias del Sur. Bajo el nombre de Argentina Antártica, también reclama 969.464 kilómetros cuadrados de la región Antártica, sumándose a otros reclamos hechos por Chile y por el Reino Unido.

El país es formalmente llamado República Argentina. Por diversos motivos legales, se utiliza el nombre Nación Argentina.

Orígenes e Historia del nombre

El nombre Argentina deriva del latín Argentum (plata). Cuando llegaron los primeros conquistadores españoles del Río de la Plata, lo nombraron Mar Dulce. Los indígenas, le dieron regalos en plata a los sobrevivientes de la expedición, quienes fueron liderados por Juan Díaz de Solís. La leyenda de Cierra del Plata, una montaña rica en plata, llegó a España aproximadamente en el año 1524, y el nombre fue visto por primera vez impreso en un mapa veneciano en el año 1536. La fuente de la plata era el área donde la ciudad de Potosí habría de ser fundada en el 1546.Una expedición que siguió la pista de la plata a través del Paraná, alcanzó la fuente que ya estaba siendo reclamada por exploradores que ya la habían alcanzado viniendo desde Lima, capital del Virreinato.

El nombre Argentina fue inicialmente utilizado en el libro del Ruy Díaz de Guzmán, Historia del Descubrimiento, población y conquista del Río de la Plata (1612). Allí se nombra al territorio como Tierra Argentina.

Historia

Los primeros signos de presencia humana en Argentina están localizados en la Patagonia y datan de 11000 años Antes de Cristo. En los primeros siglos posteriores al nacimientos de Cristo se desarrollaron varias civilizaciones en el oeste y noroeste de la región andina (Ansilta, Condorhuasi, Cienaga, Aguada, Santa María, Huarpes, Diaguitas, Sanavirones, entre otras). En el 1480 el imperio Inca, bajo al liderazgo del emperador Pachacutec, lanzó una ofensiva en el noroeste argentino, conquistando la región noroeste. En la región noreste, los Guaraníes desarrollaron una cultura basada en la yuca y la batata. En la región central y sur (pampa y Patagonia) dominaron las culturas nómadas, unificadas en el siglo XVII por los Mapuches, y nunca conquistadas por los europeos.

Los europeos arribaron en el 1502. Los españoles establecieron una colonia permanente en Buenos Aires en 1580; el Virreinato del Río de la Plata fue creado en el 1776. En los años 1806 y 1807 los británicos lanzaron dos invasiones en Buenos Aires, pero la población criolla repelió ambos intentos. El 25 de mayo de 1810, después de confirmar los rumores sobre la caída en desgracia de Fernando VII en manos de Napoleón, los ciudadanos de Buenos Aires tomaron ventaja de la situación y crearon la primer junta de gobierno. La independencia formal de España fue declarada el 9 de julio de 1816 en Tucumán. En 1817, el General José de San Martín cruzó los Andes para liberar Chile y Perú, eliminando la amenaza Española. Los unitario y federales se mantuvieron en conflicto hasta lograr la unidad nacional y la constitución de 1853.

La inversión extranjera, así como la inmigración europea llevaron a adoptar una agricultura moderna, integrando de esa manera Argentina a la economía mundial a finales del siglo XIX. En 1880, la conquista del desierto exterminó a los indígenas remanentes en el sur de la Pampa y la Patagonia.

De 1880 a 1930, Argentina disfrutó de gran prosperidad a través de una economía exportadora. Las fuerzas conservadoras dominaron la política hasta 1916, año en que los rivales, los radicales, ganaron el control del gobierno. Finalmente, en 1930 los militares obligaron a Hipólito Yrigoyen a dejar el poder, dejando el país en manos conservadoras por la siguiente década.

El cambio político llevó a la presidencia a Juan Domingo Perón en 1946, quien trató de darle más poder a la clase trabajadora y expandió los sindicatos. La revolución libertadora de 1955 depuso al General Perón.

De 1950 a 1970 el poder fue cambiando de manos entre militares débiles y mala administraciones civiles. Durante esos años, la economía creció fuertemente y la pobreza bajó considerablemente (menos del 7% en 1975). Sin embargo, las políticas se volvieron muy proteccionistas. Al mismo tiempo, la violencia política seguía creciendo. En 1973, Perón volvió a la presidencia, pero murió pocos meses después de asumir el poder. Su tercer esposa, Isabel, la vicepresidenta, lo sucedió en el poder, pero los militares coparon el gobierno en marzo de 1976.

Las fuerzas armadas tomaron el poder a través de la junta, a cargo del llamado Proceso de Re-organización Nacional, que duró hasta 1983. El gobierno militar reprimió a la oposición utilizando métodos ilegales y desmedida violencia. Miles de disidentes desaparecieron, mientras la SIDE y la DINA, junto con otras inteligencia sudamericanas y la CIA cooperaban en la operación CONDOR. Muchos militares, de altos rangos, habían sido entrenados por la Escuela de las Américas, financiados por Estados Unidos. Entre estos, estuvieron los dictadores argentinos Leopoldo Galtieri y Roberto Viola.

Los problemas económicos, cargos de corrupción, el pedido público a favor de los derechos humanos y, finalmente, la derrota en manos de los británicos en la guerra de Malvinas en 1982, desacreditaron al régimen militar argentino.

La democracia fue restaurada en 1983. Raúl Alfonsín quedó a cargo del gobierno y tomó medidas por los desaparecidos, estableció el control civil de las fuerzas armadas y consolidó la democracia. Los miembros de las tres juntas militares fueron juzgados y sentenciados a cadena perpetua. Sin embargo, el fracaso del gobierno en controlar los problemas económicos impidieron mantener la confianza pública y Alfonsín tuvo que dejar su puesto seis meses antes de que terminara su mandato.

El presidente Carlos Menem impuso la paridad peso / dólar en 1991 para frenar la hiperinflación y adoptó políticas de libre mercado, desmantelando el modelo proteccionista y eliminando las regulaciones y la participación estatal, mediante políticas de privatización de empresas. Estas reformas contribuyeron considerablemente a aumentar las inversiones y lograr un crecimiento estable durante la mayor parte de la década del 90.

Las administraciones de Menem y de la Rúa enfrentaron una situación de pocas exportaciones y muchas importaciones, modelo que dañó a la industria nacional y redujo el empleo. También mantuvieron un déficit fiscal y comercial casi crónico, sufriendo también del contagio de varias crisis internacionales. Entre las principales están la crisis asiática de 1998 que precipitó una corrida de capitales que hundió al país en una recesión que llevaría a una crisis absoluta del modelo en el año 2001, obligando a  congelar los depósitos bancarios y culminando en un pánico generalizado, manifestaciones sangrientas y la renuncia de De La Rúa.

En dos semanas se turnaron varios presidentes hasta que llegó Eduardo Duhalde, nombrado presidente interino en el 2002. Argentina entró en default con sus acreedores internacionales. La paridad peso / dólar fue abandonada, provocando una depreciación, generando inflación y logrando un pico de desempleo y pobreza. A pesar de ser una de las peores crisis vividas por el país, no fue materializada en un golpe de estado militar y se logró mantener la democracia.

Con mayor competitividad y un tipo de cambio flexible, el país comenzó a implementar nuevas políticas, basadas en la industrialización, sustitución de importaciones, aumento de las exportaciones y consistencia fiscal y comercial. Para finales del año 2002, la economía comenzó a estabilizarse. En el año 2003, Néstor Kirchner fue elegido presidente. Durante su presidencia, Argentina reestructuró su deuda con un descuento del 75% sobre todos sus bonos, pagó su deuda con el FMI, renegoció los contratos con las empresas de servicios y nacionalizó algunas empresas que antes habían sido privatizadas. Actualmente, Argentina está disfrutando de un período de crecimientos económico y creciente estabilidad política.

Política

Gobierno

El marco político de Argentina es el de una República democrática presidencialista representativa, donde el presidente es líder del estado y jefe máximo del gobierno, complementado por un sistema de múltiple participación partidaria. La constitución argentina de 1853establece una división de poderes, entre Ejecutivo, Judicial y Legislativo, tanto a nivel nacional como provincial.

El poder ejecutivo es liderado por el presidente y su gabinete. El presidente y el vicepresidente son elegidos directamente para mandatos de 4 años, limitados a una cantidad de dos consecutivos. Los ministros del gabinete son elegidos por el presidente.

El poder legislativo está dividido en dos cámaras ubicadas en el Congreso de la Nación. Una cámara de 72 senadores y otra de 257 diputados, Los senadores sirven por 6 años y un tercio de la cámara va a elecciones cada dos años. Los diputados son elegidos directamente por 4 años de mandato, bajo un sistema de elección proporcional, siendo la mitad de los miembros elegidos cada dos años. Una tercera parte de los postulantes por cada partido deben ser mujeres.

El poder judicial es independiente de los otros dos poderes. La Corte Suprema Argentina cuenta con 9 miembros que son elegidos por el presidente pero aprobados por el senado. El resto de los jueves son elegidos por el Consejo de la Magistratura de la Nación, compuesto por representantes judiciales, abogados, congresistas y miembros del poder ejecutivo.

Relaciones Internacionales

Argentina pertenece al Mercosur, un bloque internacional que tiene algunas funciones y legislación supranacional. El Mercosur está compuesto por cinco miembros: Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela. Tiene otros cinco miembros asociados con derecho a votos: Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú.

Argentina fue el único país de América Latina en participar en 1991 de la Guerra del Golfo bajo el mandato de las Naciones Unidas y también de las operaciones en Haití. También contribuyó a operaciones de paz, incluyendo El Salvador – Honduras – Nicaragua, Guatemala, Ecuador – Perú, Sahara Oeste, Angola, Chipre, Croacia, Kosovo, Bosnia y Timor del Este. En reconocimiento a su contribución, el presidente Bill Clinton designó a Argentina como uno de los mayores aliados a la OTAN en enero de 1998. En 2005, fue elegida como miembro temporal del consejo de seguridad de las Naciones Unidas.

En contraste a la década de 1990, en 2006 Argentina pone como prioridad internacional al Mercosur y su fortalecimiento, en detrimento de su relación con los Estados Unidos.

El 4 y 5 de noviembre de 2005 Argentina (Mar del Plata) fue sede de la Cumbre de las Américas. Este evento fue marcado con numerosas marchas contra los Estados Unidos.

Argentina sigue reclamando la soberanía sobre las Islas Malvinas, las Islas Sándwich y sobre casi un millón de kilómetros cuadrados en la Antártica, entre los meridianos 25 y 74 y el paralelo sur 60. Esta parte del continente es conocida como la Antártica Argentina y el país la considera parte de su territorio. Por más de un siglo, hubo presencia argentina en la Base Orcadas. Argentina es un miembro fundador y consultor permanente del Tratado Antártico.

Fuerzas Armadas

El presidente es el comandante de las fuerzas armadas que están bajo el control del Ministerio de Defensa. Las fuerzas armadas fueron históricamente una de las mejores equipadas de la región (por ejemplo, desarrollaron sus propios aviones cazas en 1950), pero enfrentaron una disminución de los recursos en comparación con otras fuerzas regionales. La edad para realizar el servicio militar es 18 años y no es obligatoria hacerlo.

Las fuerzas armadas están compuestas por el ejercito, la armada y la fuerza aérea. Cada fuerza está controlada por separado. Las aguas internas están defendidas por la Prefectura Naval y las fronteras están controladas por la Gendarmería Nacional. Ambar fuerzas están controladas por el ministerio de defensa. Principalmente realizar patrullajes contra el crimen organizado, el tráfico de drogas y realizan operaciones de rescate a civiles. Las fuerzas armadas, actualmente, están realizando operaciones en Haití y Chipre, de acuerdo a los planes de las Naciones Unidas.

Divisiones Administrativas

Provincias de Argentina. Argentina reclama el control de las Islas Malvinas y de una parte de la Antártica, considerando ambas tierras como parte de la provincia de Tierra del Fuego. Argentina está dividida en 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires*

Buenos Aires

Catamarca

Chaco

Chubut

Córdoba

Corrientes

Entre Ríos

Formosa

Jujuy

La Pampa

La Rioja

Mendoza

Misiones

Neuquén

Río Negro

Salta

San Juan

San Luis

Santa Cruz

Santa Fe

Santiago Del Estero

Tierra del Fuego

Tucumán

* el nombre oficial para el distrito federal Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Buenos Aires ha sido la capital de Argentina desde la unificación, pero hubo proyectos de para hacer capital a otras ciudades del país. Durante la presidencia de Raúl Alfonsín hubo una ley que establecía la capital a Viedma, capital de la provincia de Río Negro. El proyecto estaba encaminado cuando los problemas económicos lo eliminaron en 1989. El proyecto fue finalmente olvidado.

Las provincias están divididas en pequeños distritos llamados departamentos. Hay 376 departamentos. La provincia de Buenos Aires tiene 134 divisiones similares llamadas partidos. Departamentos y Partidos son, a su vez, subdivididos en municipios o distritos.

En número descendente de habitantes, las mayores ciudades de Argentina son Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Mendoza, Tucumán, La Plata, Mar del Plata, Salta, Santa Fe, San Juan, Resistencia y Neuquén.

Geografía

Principales características

La superficie total de Argentina (sin incluir a la Antártica reclamada) se divide de la siguiente manera

Total: 2,766,890 Km2

Tierra: 2,736,690 Km2

Agua: 30,200 Km2

Argentina tiene aproximadamente 3700 kilómetros de norte a sur y 1400 kilómetros de este a oeste. Podría ser dividida en cuatro partes: la planicie fértil de La Pampa, ubicada en el centro del país, la fuente de la agricultura argentina;  la Patagonia, rica en gas y petróleo, ubicada en el sur hasta Tierra del Fuego; la región subtropical de Chaco, al norte y la zona montañosa de Los Andes, siguiendo la frontera con Chile.

El punto más alto sobre el nivel del mar está localizado en Mendoza. El Cerro Aconcagua tiene 6,962 metros, siendo la montaña más alta en América y en todo el hemisferio sur y occidental. El punto más bajo está en la Laguna del Carbón ubicado en Santa Cruz, a 105 metros bajo el nivel del mar. Este es el punto más bajo del continente sudamericano. El centro geográfico del país está ubicado en la zona central de La Pampa.

Regiones Geográficas

El país suele ser tradicionalmente dividido en diversas regiones:

Región Pampeana: Una planicie ubicada al oeste y sur de Buenos Aires, siendo una de las zonas más fértiles del mundo. Llamada la Pampa Húmeda, cubre la mayor parte de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y La Pampa. En el oeste de La Pampa está la provincia de San Luis, también con planicies aunque más secas y notan fértiles. Las sierras de Córdoba, en la homónima provincia, son el accidente más importante de la región pampeana.

Gran Chaco: La región del Gran Chaco está en el norte del país y, de acuerdo a la estación, puede ser tan seca como húmeda. Principalmente se utiliza para producir algodón. Cubre las provincias de Chaco y Formosa. Está dotada de selvas subtropicales y zonas húmedas, zona de una gran cantidad de plantas y animales de diversas especies. La provincia de Santiago del Estero se ubica en la zona más seca del Gran Chaco.

Mesopotamia: La zona entre los Ríos Paraná y Uruguay se llama Mesopotamia y es compartida entre las provincias de Corrientes y Entre Ríos. Es una zona apta para el pastoreo y para el desarrollo de diversas especies de plantas. La provincia de Misiones es la más tropical de la mesopotamia, conteniendo selvas húmedas y a las Catarátas del Iguazú.

Patagonia: Las estepas de la Patagonia, ubicadas en las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz. La mayor parte de la región es semiárida en el norte y más árida y fría en el sur. En el oeste hay una zona más boscosa con varios lagos de los más importantes del país. Tierra del Fuego es fresca y húmeda, con un clima moderado por la influencia oceánica. El norte de la Patagonia (Río Negro y Neuquén) también son llamadas Región Comahue, aunque no es un término muy usual.

Cuyo: El centro oeste de Argentina está dominado por los Andes. Al este se encuentra la región árida de cuyo. El agua proveniente de las altas cumbres genera una irrigación natural que hace de estas tierras ideales para el desarrollo de cítricos y, principalmente, vid. Las dos provincias que comprenden esta región son Mendoza y San Juan. Un poco más al norte, con un clima más caluroso y más seco, está La Rioja, con más accidentes geográficos y no tan fértil como las otras provincias.

Noroeste: Esta región es la más alta, en promedio, del país. Hay muchas montañas paralelas a la cordillera con pico que alcanzan los 20000 pies, dominando el área. Estas características se hacen más usuales a medida que se va más al norte de esta región. La zona es cruzada por valles fértiles, siendo los más importantes los Valles Calchíes, ubicados en las provincias de Catamarca, Tucumán y Salta. Más al norte de la provincia de Jujuy, cerca de Bolivia, se encuentra el Altiplano de los Andes Centrales. El trópico de Capricornio cruza esta región.

Ríos y Lagos

Los principales Ríos de Argentina incluyen el Pilcomayo, el Paraguay, Bermejo, Colorado, Río Negro, Salado, Uruguay y el más largo, el Río Paraná. Las últimos dos fluyen juntos antes de encontrarse con el Atlántico, formando el delta del Río de la Plata. Otros ríos regionalmente importantes son el Atuel y el Mendoza, también el Chubut ubicado en la Patagonia, el Río Grande ubicado en Jujuy y el San Francisco en Salta.

Zonas Costeras

Argentina tiene 2,665 kilómetros de costa. La plataforma continental es inusualmente ancha; en Argentina, esta zona es llamada Mar Argentino. Las aguas son ricas en peces y se sospecha que contienen importantes fuentes de hidrocarburos. La costa argentina varía entre zonas con arena, dunas y acantilados. Las dos corrientes marítimas que más influencian la costa argentina son la corriente cálida de Brasil y la corriente fría de las Islas Malvinas.

Las dos corriente alternan su influencia en el clima y no permiten que las temperaturas caigan demasiado, incluso contan alta latitud. El sudoeste de la costa de Tierra del Fuego forma el Pasaje de Drake.

Clima

Por su amplitud longitudinal y sus zonas elevadas, Argentina posee gran cantidad de climas diferentes. Tiene temperaturas subtropicales en el norte y subpolares en el sur.

En el norte del país predomina el calor, los veranos húmedos con secos inviernos y frecuentes sequías. Argentina central tiene veranos calurosos con frecuentes tormentas eléctricas e inviernos frescos. La región sudeste tiene un verano cálido e inviernos fríos con vientos muy fuertes. En las zonas más elevadas se experimenta más frío.

Las temperaturas extremas de Sudamérica ocurrieron en Argentina. El récord máximo fue de 48,8 C y se padeció en Rivadavia, Salta en 1905. La temperatura más baja, 32,7 C se registró en Sarmiento, Chubut, en 1907.

Entre los principales vientos están el Pampero, que sopla desde las planicies de la Patagonia y en la región pampeana después de un frente frío; el viento norte, un viento cálido que sopla desde el norte cerca del final del invierno y el famoso Zona, seco y caluroso, que afecta la región del centro y oeste argentino. El zonda puede soplar por horas a 120 km. / h, generando incendios y causando graves daños.

La Sudestada se asocia con inviernos de baja presión. Usualmente modera las bajas temperaturas pero trae lluvias pesadas, agita el mar y genera inundaciones. Es más común a finales del otoño y en invierno, usualmente afecta la región central y el Río de la Plata.

Puntos Extremos

Este: Bernardo de Irigoyen, Misiones

Oeste: Mariano Moreno, Santa Cruz

Norte: Grande de San Juan y Río Mojinete en Jujuy

Sur: Cabo San Pío, Tierra del Fuego

Enclaves

Argentina tiene un enclave: la Isla Martín García. Está cerca de la confluencia del Río Paraná con el Río Uruguay, dentro de las aguas de Uruguay, a 3,5 kilómetros de Uruguay, cerca de Martín Chico.

Un acuerdo alcanzado con Uruguay en 1973 volvió a afirmar la jurisdicción argentina sobre esta isla, terminando un siglo de disputas. Bajo los términos de este acuerdo, Martín García se mantendría como una reserva natural. Tiene un área de 2 kilómetros cuadrados y una población de 200 habitantes.

Flora y Fauna

Vegetación

Más del 10% de la flora existente está presente en Argentina.

Plantas subtropicales dominan el norte, parte del Gran Chaco, región de Sudamérica. Hay árboles variados como el jacarandá de Brasil y el quebracho, también predominan los algarrobos. También hay gran variedad de plantas acuáticas en las zonas más húmedas y pantanos.

En la región central de Argentina, la pampa húmeda, hay pastos altos y un ecosistema con grandes praderas. En la Pampa original no hay muchos árboles, salvo en zonas cercanas a pueblos o rutas en las cuales se plantaron algunas especies importadas de eucaliptus. El único árbol nativo de la Pampa es el ombú. La superficie de la pampa se encuentra cubierta por un humus negro, una de las causas de la fertilidad de la tierra. Sin embargo, la explotación agrícola es por otro lado responsable de modificar el ecosistema original. Actualmente las lluvias tienen menos frecuencia y la pampa se está volviendo más seca y con pastos más cortos.

La mayor parte de la Patagonia en el sur cuenta con arbustos de gran variedad, pero la tierra no es apta para la explotación agrícola. En el sur de la Patagonia se pueden encontrar grandes bosques de coníferas. Entre los árboles nativos se encuentran los alerces, los pinos, cipreses, cedros y araucarias.

En Cuyo abundan los arbustos de zonas semiáridas. A lo largo de las costas de varios ríos crecen pastos y árboles de manera significativa y en gran cantidad. El área presenta óptimas condiciones para el crecimiento en gran escala de la vid. También hay varias especies de cactus y a medida que aumenta la elevación sobre el nivel del mar, la vida se va haciendo más escasa.

La flor del ceibo es la flor nacional de Argentina.

Vida Animal

Muchas especies viven en el norte subtropical. Grandes felinos como el jaguar, el puma y el ocelote; primates, grandes reptiles como caimanes y otros animales como tapires, varias especies de tortugas y diversos pájaros que van desde flamengos hasta tucanes y loros habitan en esta región.

En la zona central predominan los armadillos, el gato de las pampas, el ñandú y las perdices. También hay gran cantidad de halcones, hurones y algunos zorros que se extienen hasta la Patagonia.

En la zona de las montañas oestes se pueden encontrar otras especies de animales. Hay llamas, guanacos,  y vicuñas entre otras especies, clásicas de Sudamérica. También en esta región se encuentran chacales, gatos andinos y el ave más grande del planeta, el cóndor.

En la zona sur también se pueden encontrar pumas y huemules. En la costa de la Patagonia hay varias especies de animales, como elefantes marinos, leones marinos, lobos marinos y pingüinos. Entre los pájaros predominan los cormoranes.

En las aguas argentinas hay una abundante vida marina. Mamíferos como delfines, orcas y ballenas componen a los animales más grandes de esta zona. Entre los peces también hay sardinas, salmones, centolla y tiburones pequeños. En los ríos del sur del país, como en Tierra del Fuego pueden encontrarse dorados. No hay que olvidar las especies de serpientes que habitan esta zona, entre las que se pueden encontrar boas constrictoras y venenosas yararás.

El hornero fue elegido el pájaro nacional en 1928.

Economía

Eventos recientes

Argentina se beneficia de su riqueza natural, muy educada población, un sector agroexportador y una industria base diversificada. Históricamente, el país tuvo una gran clase media, más numerosa que en otros países latinoamericanos, sin embargo, esta clase se fue achicando con las crisis sufridas.  Hoy en día, mientras un grupo importante de personas viven económicamente en abundancia, millones de habitantes viven en la pobreza. Desde 2002, hubo mejoras en la situación de los sectores más pobres y un fuerte regreso de la clase media.

Desde los últimos años de la década de 1970, el país sumó deuda y sufrió de una inestabilidad inflacionaria constante. En 1991, el gobierno estableció la paridad peso / dólar y limitó de esa manera el crecimiento en la base monetaria. El gobierno se embarcó posteriormente en la liberalización de la economía, la desregulación y las privatizaciones. La inflación cayó y el producto interno bruto creció, aunque los shocks externos y las fallas del sistema diluyeron los beneficios, causando una lenta caída desde 1995 hasta el colapso total en 2001.

Para el 2002, Argentina entró en default con sus acreedores, su producto bruto se derrumbó, el desempleo alcanzó cifras superiores al 25% y el peso se depreció un 75% después de flotar al dejar de lado la paridad con el dólar. Sin embargo, el control medido y los impuestos a las exportaciones le dieron al Estado las herramientas para volver a encaminar la economía del país.

En 2003, la sustitución de importaciones se comenzó a sentir con más fuerza, sumada a una política de exportaciones, baja inflación y políticas de expansión económica. Esto hizo crecer al producto interno, situación que se mantendría durante 2004 y 2005, generando millones de puestos de trabajo y motivando el consumo interno. Los capitales dejaron de irse del país y las inversiones externas volvieron lentamente. Se generó un gran superávit comercial y el Banco Central se vio obligado a comprar dólares del mercado para mantener el tipo de cambio y acumular reservas en divisas.

La situación en 2006 siguió aún mejor, manteniendo el crecimiento del producto bruto interno, aunque la inflación volvió a ser el tema central a tratar, llegando a punto cercanos al 12%. La distribución del ingreso sigue desigual y muchos critican las políticas contra el libre mercado a las que adhiere el país.

Más allá de los efectos de las crisis, Argentina se mantiene como uno de los países más desarrollados de América Latina. Su producto per cápita es el tercero más alto del continente latino, medido en dólares. El país también disfruta de los más altos niveles educativos, con muchos estudiantes universitarios y una razonable estructura que en muchos aspectos iguala a los países más industrializados.

En 2002, el 57,5 % de la población estaba debajo de la línea de la pobreza, pero en un reporte de agosto de 2006 salió que tan solo el 31,4% mantiene un nivel debajo de la pobreza. De manera similar, después de alcanzar el 25% de desempleo en 2002, actualmente (2006), el desempleo apenas alcanza el 10%. El producto per cápita superó el pico anterior a la recesión, dado en 1998. La economía creció un 8,9% en 2003, un 9% en 2004 y un 9,2% en 2005. En 2006, la deuda externa alcanza el 68% del producto y va decreciendo lentamente.

Sectores

En 2004, la actividad agrícola contribuyó en un 11% del PBI , un tercio del total de exportaciones. La soja y aceite vegetales son los mejores commodities de la exportación, representando un 24% de las exportaciones. Trigo, maíz, avena, sorgo y semillas de girasol suman el 8%. También el ganado es uno de los más importantes de a industria. La carne, leche, productos de cuero y queso sumaron un 6% del total de las exportaciones. La industria del ganado ovino y la lana de oveja es la más importante  en la Patagonia, cerdos y cabras en otra parte.

Las frutas y vegetales marcaron un 3% de las exportaciones: manzanas y peras extraídas del valle de Río Negro; naranjas y otros cítricos provenientes del noroeste y de la Mesopotamia; uvas y frutillas de Cuyo y bayas en el sur. El algodón y la yerba mate son los cultivos más importantes del Chaco, la caña de azúcar y el tabaco en el noroeste, y oliva y ajo en Cuyo. Las bananas en Formosa, los tomates en salta y los duraznos en Mendoza son cultivos para el consumo local. Argentina es el quinto productor mundial de vino, y la producción de vino fino ha incrementado su calidad. Debido a la creciente exportación, el total de la vitivinicultura potencial esta lejos de la meta. Mendoza es la región más grande productora de vino, seguida por San Juan.

La industria petrolera, de aceite y gas natural ocupa el segundo lugar en exportaciones de Argentina, alrededor de un 20% del total. Los más importantes campos de aceite radican en la Patagonia y Cuyo. Una impresionante red de oleoductos envían el producto sin refinar hacia Bahía Blanca, centro de la industria petroquímica y a la zona industrial de La Plata y Rosario. El carbón es también explotado.

La minería es una industria en crecimiento. La zona del noroeste y la provincia de San Juan son las principales regiones donde se desarrolla la actividad. La explotación de metales incluye oro, plata, zinc, magnesio, cobre, azufre, tungsteno y uranio. En solo diez años las exportaciones se elevaron de 200 millones de dólares a 1.2 billones en el 2004, representando un 3% del total. Se estima que para el año 2006 se alcanzarán 2 billones de dólares, diez veces más en comparación a 1996.

En la industria pesquera, la merluza argentina alcanza un 50% de las presas, y le sigue el abadejo y  los calamares. La silvicultura se ha expandido en la Mesopotamia; se utiliza el olmo para la producción de  celulosa, cedro para muebles, pinos y eucaliptos para madera y productos de papel. Ambos sectores cuentan con un 2% de las exportaciones cada uno.

La industria manufacturera es el sector líder del país en PBI, con un 35% del mercado. Los sectores líderes son automóviles, autopartes y transporte y equipamiento agropecuario (corresponde un 7% de las exportaciones), hierro y acero (3%), productos alimenticios y textiles (2%). Otras manufacturas incluyen cemento, la industria farmacéutica, electrodomésticos, y procesos en madera. Los mayores centros industriales se encuentran en Buenos Aires, Rosario y Córdoba.

El sector de servicios es el mas grande contribuidor al PBI total. Argentina produce energía en mayor parte a través del buen desarrollo de los recursos hidroeléctricos; la energía nuclear es la más importante. El país es uno de los más grandes productores y exportadores (con Canadá y Rusia) de Cobalto-60, un isótopo radioactivo, generalmente utilizado en terapias contra el cáncer. Las telecomunicaciones son extremadamente fuerte, con una importante penetración en la telefonía móvil (75% de la población) e internet (30%), servicios de banda ancha (3%) se están expandiendo muy rápidamente. Los teléfonos de línea fija (85% de los hogares) y el correo son sectores fuertes. La industria de la construcción ha dirigido la creación de empleo en el contexto de expansión económica.

El turismo es cada vez más importante, proveyendo el 7% de la producción económica. Los argentinos están viajando más dentro de las fronteras del país, y los arribos de países extranjeros están floreciendo, al ver a la Argentina como un país seguro, cálido e increíblemente diverso. Los principales puntos turísticos suelen ser las cosmopolitas Buenos Aires y Rosario, las incomparables Cataratas del Iguazú y la colonial Salta. Los turistas visitan desde la nativa provincia de Jujuy hasta la divertida provincia de Córdoba, las tradicionales vinerías de Mendoza; las pistas de sky de Bariloche, las playas de Pinamar, el glaciar Perito Moreno y la legendaria Tierra del Fuego. 3,7 millones de turísticas visitaron Argentina en 2005.

Transporte

El sistema de autopistas está bien desarrollado y las calles pavimentadas alcanzan todos los puntos del país. Hay alrededor de 640,000 kilómetros de autopistas y calles. Las autopistas de múltiples vías conectan muchas ciudades y hay muchas en construcción. 

La red ferroviaria fue una de las más largas del mundo, con unos 40,000 kilómetros de vías. En 1992 la mayor parte de los servicios de pasajeros cerraron cuando la compañía fue privatizada. De la misma manera, miles de vías fueron deshabitadas. Actualmente, el servicio ferroviario está siendo reactivado entre varias ciudades, con sistemas más avanzados. En 2007 se prevé iniciar un proyecto para conectar, mediante un tren de alta velocidad, las ciudades de Buenos Aires y Rosario.

El país tiene cerca de 3,000 kilómetros de caminos marítimos, siendo los más significantes los de el Río Paraná, Uruguay, Paraguay y el del Río de la Plata.

Población

Números actualizados

El INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) realizó un censo en 2001 estableciendo que Argentina tenía 36,260,130 habitantes. Es el tercer país más habitado de América Latina y el número 30 del mundo. En el año 2005 se estimó una población de 38,747,000 habitantes y creciendo rápidamente. La densidad es de 14 personas por km. cuadrado. Sin embargo, la población no está distribuida de manera equilibrada: Buenos Aires tiene una densidad superior a los 14,000 habitantes por km. cuadrado, mientras que la provincia de Santa Cruz tiene menos de 1 habitante por km. cuadrado. Argentina es la única nación de Latinoamérica con una tasa positiva de inmigración, cercana a, 0,6.

Demografía

Más que ningún otro país en Latinoamérica, la población argentina tiene orígenes europeos. Gran parte de los habitantes son descendientes de españoles, italianos y de otros países de Europa.

Europeos

Después de las colonias españolas, una gran cantidad de inmigrantes europeos se asentaron en Argentina, especialmente a finales del siglo XIX y durante el siglo XX. Los países expulsores solían ser principalmente Italia, España y Francia. En menor cantidad también llegaron desde Alemania, Suiza (fueron principalmente a la Patagonia y a la provincia de Córdoba), Dinamarca, Suecia, Gran Bretaña, Irlanda (concentrándose estos en Buenos Aires, Santa Fe y en la Patagonia) y Portugal. También llegaron inmigrantes desde Europa del este aunque en menor número. Llegaron desde Polonia, Rusia, Ucrania y Lituania, así como también de las naciones de Los Balcanes (Croacia, Rumania y Serbia, que se concentraron principalmente en el Chaco). También existe una importante comunidad Armenia y en la Patagonia, en Chubut, hay una gran cantidad de galeses. La mayor parte de la comunidad judía argentina (la más grande en Latinoamérica y la quinta en el mundo) deriva de inmigrantes del norte y este de Europa y cerca del 15% / 20% son de España o naciones musulmanas. Muchos turcos también eligieron Argentina para migrar, que inicialmente eran registrados como arribados del Imperio Otomano.

Minorías

La minoría étnica más importante es la mestiza (europeo / amerindio), especialmente en las provincias del norte. Se estima que cerca del 3% comprende está minoría. En décadas recientes, durante los 90, hubo un flujo de inmigrantes de países vecinos. Principalmente llegaron de Paraguay, Bolivia, Perú y Chile, en el último caso, se debió principalmente a problemas políticos ocurridos en Chile y la inmigración comenzó con anterioridad, en la década de 1970.

Un grupo más pequeño pero creciente de inmigrantes provino de Asia oriental y se asentó principalmente en Buenos Aires. Los primeros argentinos asiáticos eran descendientes de japoneses, posteriormente, siguieron coreanos, vietnamitas y chinos. La población china creció dramáticamente, sumando en la actualidad más de 60,000 personas. Argentina también es hogar de una cantidad importante de refugiados de Laos. También a un pequeño grupo de inmigrantes de la India.

Argentina también tiene una gran comunidad árabe, hecha principalmente de inmigrantes de Siria y Líbano. Muchos lograron un importante estatus social mediante los negocios y la política, incluyendo en este último grupo al ex presidente Carlos Menem, hijo de sirios que se asentaron en La Rioja.

La población indígena reconocida, de acuerdo con el relevamiento realizado en 2005, suma aproximadamente 318,700 personas (0,8%). Algunos son miembros o descendientes de la primer generación de indígenas reconocidos. Estos parámetros subestiman la cantidad de indígenas ya que gran parte de la población está muy integrada y no cuenta como nativa.

Inmigración ilegal

La inmigración ilegal fue un factor relativamente importante en los recientes años. La mayor parte de los inmigrantes ilegales provienen de Bolivia y Paraguay, países que limitan con Argentina. Una menor cantidad viene de Perú, Ecuador, Chile, Rumania y China. También creció el número de africanos. El gobierno argentino estima que hay 750,000 indocumentados y lanzó un programa llamado Patria Grande, para motivar la regularización de inmigrantes ilegales. Hasta ahora aplicaron unos 200,000 y el número crece cada año. Una fuente no oficial estima que hay más de un millón de indocumentados en el país.

Urbanización

La población argentina es está muy urbanizada. Cerca de 2,7 millones de personas viven en la Ciudad de Buenos Aires y más de 11,5 millones en la provincia de Buenos Aires (2001), creando uno de los más grandes conglomerados urbanos del mundo. Junto con las áreas metropolitanas correspondientes las otras dos ciudades más populosas de Argentina suman: Córdoba 1,3 millones de habitantes y Rosario 1,1 millones.

La mayor parte de los inmigrantes europeos se asentaron de ciudades que ofrecían trabajo, educación y otras oportunidades que permitían a ingresar a la creciente clase media. Muchos llegaron a pequeños pueblos que estaban en expansión y esperando la llegada del ferrocarril. Desde 1930, muchos trabajadores rurales se movieron a la ciudad, empujados por las condiciones económicas.

En la década de 1990 se vieron muchas ciudades pequeñas convertirse en pueblos fantasmas cuando el tren dejó de pasar y los productos locales manufacturados o en pequeña escala fueron reemplazados por productos importados de menor costo. Muchas villas miserias crecieron en las afueras de las grandes ciudades, habitadas por las clases sociales más carenciadas, migrasteis de pueblos del interior, inmigrantes de países vecinos que sufrieron la crisis de 2001, etc.

Las zonas urbanizadas de Argentina tienen un aspecto muy europeo, reflejando la influencia de los inmigrantes del viejo continente. Muchas ciudades fueron construidas al estilo español, con una plaza central, rodeada por la catedral y otros edificios importantes. Las ciudades están divididas en las llamadas “manzanas”, dado que tienen forma de una planilla de cuadrantes, los que tienen esta denominación. Algunas ciudades más modernas, como La Plata, presentan otras características, tales como diagonales, en cambio de una estructura de cuadrados / manzanas.

Cultura

La cultura Argentina está muy influenciada por las raíces europeas. Buenos Aires es consideraba capital cultural  y muchos dicen que es la ciudad más europea de Latinoamérica, tanto por la cantidad de descendientes de europeos como por la imitación arquitectónica. La otra gran influencia en el desarrollo de la cultura nacional es la dad por los llamados gauchos y su tradicional estilo de vida. Finalmente, los indígenas también influenciaron con sus costumbres, tales como tomar mate.

Literatura

Argentina tiene una rica historia, con renombrados escritores de la literatura universal. Entre los más conocidos, se encuentra uno de los escritores más aclamados del siglo XX, Jorge Luis Borges. El país fue líder en el desarrollo de la literatura latinoamericana, desde que logró su unificación total en la década de 1850, estableciendo una fuerte constitución nacional y definiendo un plan de cohesión nacional. La lucha entre unitarios (conservadores, a favor del desarrollo rural) y federales (liberales, a favor de la inmigración europea y una estructura política federal), caracterizó la literatura argentina del momento.

La división ideológica entre el gaucho épico del Martín Fierro, escrito por José Hernándes y Facundo, escrito por Domingo Sarmiento, es un fiel ejemplo de esta caracterización. Hernández favorecía un estilo de vida rural, y se oponía a la inmigración europea.  Sarmiento escribió que la inmigración era el camino para salvar a Argentina de transformarse en víctima de una dictadura de un pequeño grupo de familias de caudillos. Estaba convencido de que los inmigrantes harían un país más modernos y similar a la Europa occidental, siendo de esta manera más próspero.

La literatura argentina de ese período era muy nacionalista. Posteriormente vino una literatura más moderna, que emergió de Francia hacia finales del siglo XIX. A este período le siguió el llamado vanguardismo, con Ricardo Güraldes como un importante referente. Jorge Luis Borges es el escritor argentino más aclamado. Borges encontró nuevas maneras de mirar al mundo moderno en la metáfora y en el debate filosófico, siendo su influencia importante en todo el mundo. Borges es famoso por sus historias cortas, tales como El Aleph.

Argentina produjo muchos escritores, poetas e intelectuales: Juan Bautista Alberdi, Roberto Arlt, Enrique Banchs, Adolfo Bioy Casares, Eugenio Cambaceres, Julio Cortazar, Esteban Echeverría, Leopoldo Lugones, Eduardo Mallea, Ezequiel Martinez Estrada, Tomás Eloy Martínes, Victoria Ocampo, Manuel Puig, Ernesto Sábato, Osvaldo Soriano, Alfonsina Storni y María Elena Walsh, entre otros. El original Quino (Joaquín Salvador Lvado), entretuvo a los lectores de todo el mundo, mientras escribía sobre temas actuales y la creaba a Mafalda.

Cine y Teatro

Argentina es un gran productor de películas. El primer film animado fue hecho en Argentina por el dibujante Quirino Cristiani. El cine disfrutó de su época dorada desde 1930 hasta la década de 1950, con gran cantidad de producciones, muchas consideradas clásicos en lenguaje español. Algunas películas más recientes también lograron reconocimiento internacional, tales como La Historia Oficial, Nueve Reinas, Hombre mirando el Sudeste, El Hijo de la Novia, Diarios de una Motocicleta o Iluminados por el fuego. Más allá que no suelen competir con el tipo de películas hechas en Hollywood en cuanto a la popularidad alcanzada, los filmes son seguidos por muchas personas semanalmente en Argentina y también internacionalmente. Incluso las películas de bajo presupuesto han ganados premios en festivales de cine (Cannes). La ciudad de Mar del Plata organiza su propio festival, mientras que Buenos Aires tiene su contrapartida de cine independiente. La cantidad per capita de salas de cine es una de las más altas de América Latina, y la cantidad de cinéfilos es la más alta de la región. Una nueva generación de directores argentinos ha atraído la atención de los críticos del mundo.

Buenos Aires es una de las principales capitales del teatro. Aparte del Teatro Colón (uno de los principales teatros de opera del mundo) con su programa anual nacional e internacional, la calle Corrientes es sinónimo de este tipo de arte. Es llamada “la calle que nunca duerme” y algunas veces también “la Broadway de Buenos Aires”. Muchas grandes carreras han comenzado en alguno de los tantos teatros de esta avenida. El Teatro General San Martín es uno de los más prestigiosos de esta calle. También el teatro Nacional Cervantes es reconocido, siendo designado Teatro Nacional de Argentina. Otro teatro importante es el Independencia, ubicado en Mendoza. Florencio Sánchez y Grisela Gambaro son algunos de los famosos escritores de obras de teatro argentinos. Julio Bocca es uno de los más reconocidos bailarines de ballet argentinos del mundo.

Pintura y escultura

Quizás una de las figuras más enigmáticas de la cultura argentina es Oscar Agustín Alejandro Schulz Solari, también llamado Xul Solar. Su estilo con colores de agua y poco ortodoxo suelen llenar los museos donde presentan sus obras. También inventó dos lenguajes imaginarios. Los trabajos de Candido López, Emilio Pettoruti (cubista), Antonio Berni (neo figurativo) y Fernando Fader, son algunos de los artistas más apreciados internacionalmente.

Benito Quinquela Martín también tiene gran reconocimiento, aunque especialmente a nivel nacional. Responsable del aspecto colorido del barrio de La Boca, dejó su marca para la historia de Buenos Aires. Lucio Fontana y León Ferrari son los escultores y artistas conceptuales más destacados del país.

Comidas y Bebidas

La comida argentina está influenciada por las cocinas española, italiana, alemana, francesa y otras europeas. Mucho platos de esos países, como la pasta, las salsas y postres son comunes en la dieta argentina. El país también tiene una amplia variedad de comida más autóctona, que incluye empanadas, locro (una mezcla de porotos, carne, cebolla y otras legumbres), chorizo, y carnes especiales. El asado argentino es uno de los más famosos del mundo e incluye varios tipos de carne, junto con chorizo, riñones, mollejas, chinchulín y otras de las llamadas achuras. Siendo un importante producto de vinos, el consumo anual está entre los más altos del mundo (Malbec se transformó en la variedad  más representativa del país). También, otra costumbre usual entre los argentinos es tomar mate. Para finalizar, no se puede dejar de nombrar al famoso dulce de leche.

Deporte

Argentina es una potencia mundial en deportes de equipo. El fútbol es el más popular en el país, siendo dos veces campeón del mundial de la FIFA, una vez campeón olímpico y ganando 14 veces la copa América). De todas maneras, el deporte nacional es el pato, jugado de a 6 jugadores a caballo. También populares son el voley y el basquet, habiendo muchos jugadores argentinos participando activamente de la NBA y de ligas europeas. El equipo de básquet ganó la medalla de oro en las olimpiadas de Atenas.

Argentina también tiene uno de los mejores equipos de rugby, compitiendo usualmente en los principales torneos internacionales. El tenis es otro deporte muy competitivo, con una docena de jugadores, hombres y mujeres, en el tour activo y muchos entre los primeros 30 mejores tenistas del mundo. Otro deporte muy popular es el hockey, el principal deporte femenino, siendo Argentina el campeón del mundo en 2005. El país también tiene una gran cantidad de jugadores de polo con alto ranking y el equipo nacional de squad fue, históricamente, el mejor del mundo. El cricket y el baseball son jugados de manera muy limitada y amateur.

El automovilismo está bien representado en Argentina, con el famoso torneo de Turismo Carretera y el TC 2000. Personas de todo el país disfrutan de las carreras, pero las mismas son más fervientemente seguidas en pequeños pueblos y en las zonas rurales del país. Se podría establecer una analogía, salvando las diferencias, entre estos torneos de automovilismo con el conocido NASCAR de Estados Unidos. El Rally, por su parte, tiene su pista internacional en la provincia de Córdoba.

Entre los representantes argentinos más famosos en el deporte están Diego Maradona y el 5 veces campeón del mundo de la fórmula 1, Juan Manuel  Fangio. Otras figuras, Alfredo Di Stefano, Amadeo Carrizo y Gabriel Batistuta (fútbol), Guillermo Vilas, Gabriela Sabatini y David Nalbandian (Tenis), Roberto de Vicenzo y Angel Cabrera (golf), Manu Ginobili y Andrés Nocioni (Basquet), Luciana Aymar en Hockey, Agustín Pichot en Rugby, Pascual Pérez, Carlos Monzón y Ringo Bonavena en boxeo, la familia Heguy en polo y muchos otros más.

Música

Los principales géneros de música popular en Argentina son el folclore, tango, rock, música tropical (cumbia) y electrónica.

El Tango, tanto la música como las letras (usualmente cantado con un vocabulario típico de la ciudad de Buenos Aires, llamado lunfardo), es el símbolo musical argentino. La milonga era el estilo predecesor, que fue evolucionando hasta convertirse en el moderno tango. Para 1930, el tango modificó su orientación, antes puesta en la danza y ahora prestando especial atención a la letra y poesía, con cantantes como Carlos Gardel, Roberto Goyeneche, Hugo del Carril, Tital Merello y Edmundo Rivero. La era dorada del tango (entre 1930 hasta mediados de 1950) fue el reflejo de la mejor época del jazz y del Swing en las Estados Unidos, representado también con grandes orquestras y bandas como las de Osvalo Pugliese, Aníbal Troilo, Francisco Canaro y Juan D’Arienzo. Después de 1955 el tango se tornó más intelectual y orientado a la melodía. El líder de este nuevo movimiento fue el talentoso Astor Piazzolla. Hoy el tango vuelve a ser una música más popular y en los últimos años emergió el llamado Neo Tango, transformándose en un fenómeno global con grupos como Tanghetto, Bajofonfo y Gotan Project.

El rock es la música más popular para la juventud en Argentina. El éxito del rock nacional se debe a su constante evolución desde décadas pasadas. Bandas como Soda Estéreo o Sumo y compositores como Charly García, Luis Alberto Spinetta y Fito Paez fueron referentes de la cultura del rock nacional. A mediados de la década del 60, Buenos Aires y Rosario fueron cuna de la música y para 1970 el rock nacional estaba establecido entre la juventud de la clase media (Almendra, Sui generis, Pappo, Crucis). Seru Giran salto la brecha hasta 1980, década en la que las bandas argentinas se hicieron conocidas a lo largo de todo América Latina (enanitos Verdes, Fabulosos Cadillacs, Virus, Andres Calamaro). Hay muchos otros sub-generos: underground, pop y un rock más asociado a estratos sociales más bajos (La Renga, Divididos, Los Redonditos). Actualmente, las bandas más populares incluyen a: ANIMAL, Babasonicos, Rata Blanca, Todos Tus Muertos, El Otro Yo, Attaque 77, Bersuit, Intoxicados y Miranda.

La música Tropical, una mezcla de cumbia, folklore y estilos del caribe, llegó a Buenos Aires con la inmigración de otros países latinos. Junto con otros estilos tales como Cuarteto (Córdoba, donde la Mona Gimenez tiene enorme popularidad) y chamamé (Corrientes), dieron vida a la llamada Cumbia Villera. Esta es la música preferida en las villas miserias. Sus letras tendrían su paralelo en el Rap de Estados Unidos (pobreza, drogas y crimen). La cumbia villera es muy aceptada también por la clase media, Yerba Brava, Pibes Chorros, Damas Gratis, Nestor en Bloque, son algunas de las principales bandas de este género. Rodrigo Bueno, conocido simplemente como Rodrigo, fue una estrella del cuarteto hasta su reciente muerte en un accidente automotor en el año 2000.

Buenos Aires también tiene una importante estructura para el techo y la música electrónica, siendo huésped de una gran cantidad de eventos internacionales (raves), tales como la South American Music Conference y Creamfields (que tiene el record con 65,000 asistentes). Los más famosos DJs europeos hacen tours en Buenos Aires para tocar en clubes y festivales. La ciudad tiene su propio estilo de música electrónica y muchos grupos de tango electrónico exitosos. Algunos de los DJs argentinos más famosos son Hernán Cattaneo y DJ Dero. Mar del Plata y Bariloche son otras dos ciudad importantes en el desarrollo de este estilo musical.

La música clásica europea también está bien representada en Argentina. Buenos Aires es casa del renombrado Teatro Colón. Músico clásicos, tales como Marta Argerich, Lalo Schiffrin, Daniel Barenboim, E Alonso-Crespo y compositores clásicos como Alberto Ginastera son internacionalmente aclamados. La mayor parte de las principales ciudades argentinas tiene impresionantes teatros u operas, así como también orquestras provinciales.

La música folklórica es muy amplia a lo largo del país. Más de una docena de danzas regionales dieron origen a un folklore nacional en la década de 1930. El gobierno de Perón dio origen a Nueva Canción, artistas que comenzaron a expresar su descontento político. Atahualpa Yupanqui, el músico de folklore más reconocido de Argentina y Mercedes Sosa definiría el estilo de la Nueva Canción, ganando mucha popularidad mundial en el proceso. Este estilo encontró una muy buena recepción en Chile, donde comenzó a tener más éxito desde 1970 y siguió influenciando todo América Latina. Hoy, Chango Spasiuk y Soledad Pastorutti volvieron a hacer emerger el folklore para las nuevas generaciones. Leon Gieco, se podría decir, llena el vacío que hay entre el clásico folklore y el rock nacional, introduciendo ambos estilos al mundo entero. 

Otros notables música son el Gato Barbieri, con su banda de free jazz y Jaime Torres.

Religión

Los argentinos son predominantemente religiosos. Alrededor del 80% se declaran Católicos Apostólicos Romanos, de acuerdo con varias encuestas realizadas. Sin embargo, la mayoría no es practicante. La iglesia estima una afiliación del 70%. El catolicismo es sustentado por el Estado y establecido en la Constitución Nacional. Las iglesias evangélicas fueron ganando su espacio en Argentina desde 1980 y sus seguidores superan a los 3,5 millones de personas, cerca del 10% de toda la población. Los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) suman más de 330,000 habitantes, la séptima concentración mas grande del mundo. Las tradicionales comunidades protestantes también están presentes.

El país también hospeda a la más numerosa comunidad judía de Latinoamérica, cerca del 2% de la población. También es casa de una gran cantidad de musulmanes, estimados en más de 500,000, siendo su mayoría Sunita.

Lenguaje

El único lenguaje oficia en Argentina es el Español (que en Argentina se llama Castellano), sin embargo, el lenguaje nativo Guaraní también se mantiene con el estatus de lengua oficial en la provincia de Corrientes. El Quechua es hablado en algunas provincias como Santiago del Estero.

Algunos inmigrantes y comunidades indígenas han mantenido sus lenguajes originales. Por ejemplo, en la Patagonia hay muchos habitantes que siguen hablando galés, como así también, hay muchos inmigrantes alemanes que mantienen su lenguaje de origen en algunos barrios de Córdoba, Entre Ríos, Buenos Aires y también en la Patagonia. El italiano, inglés y el francés son los idiomas más hablados, y otras lenguas como el japonés, chino, coreano y ruso también suelen escucharse en Argentina. El Aymara es hablado por miembros de la comunidad boliviana que migraron a Argentina desde zonas rurales de Bolivia.

Argentina es la única sociedad hispanohablante que emplea el uso del pronombre “vos”, también llamado el “voseo”. Este pronombre se utiliza en cambio del “tu”. Este cambio también requiere de algunas modificaciones verbales. El dialecto predominante es el rioplatense, cuyos principales hablantes son los habitantes del las zonas cercanas al Río de la Plata.

Un estudio fonético conducido por el Laboratorio de Investigaciones Sensitivas del CONICET junto con la Universidad de Toronto mostró que el acento de los habitantes de Buenos Aires (conocidos como porteños) es similar al del dialecto napolitano, hablado en la región de Nápoles, Italia. La inmigración de italianos tuvo una profunda influencia en la utilización del Lunfardo, el famoso slang hablado en Buenos Aires y en otras partes de la región del Río de la Plata, transmitiendo el vocabulario a otras región también.

Educación

Después de la independencia, Argentina rápidamente construyó un sistema nacional de educación pública, comparable al de otras naciones, instalando al país en los niveles más altos de los rankings de alfabetización globales. Hoy Argentina tiene una tasa de alfabetización del 97,5%, comparable con las naciones más desarrolladas. 

La educación escolar es obligatoria entre los 6 y 14 años. El sistema escolar argentino consiste en una primaria que dura 6 o 7 años y una secundaria que dura entre 3 y 5 años. En la década de 1990, el sistema fue dividido en dos tipos de instrucción secundaria, una llamada Escuela Secundaria y otra Polimodal. Algunas provincias adoptaron el Polimodal mientras que otras se mantuvieron con el sistema tradicional. Hay un proyecto en el Poder Ejecutivo que prevé volver al clásico sistema de secundario de cinco años de duración.

El Presidente Domingo Faustino Sarmiento es considerado la figura más importante de la historia argentina en el impulso de la educación gratuita y del moderno sistema educacional argentino.  La educación es gratuita en todos los niveles. Hay muchas instituciones privadas, tanto a nivel primario, secundario como universitario. Cerca de 11,1 millones de personas ingresaron al sistema educativo, en alguno de sus niveles.

9,551,728 personas acudieron al jardín, primaria o secundaria.

494,461 personas asistieron a instituciones educativas no universitarias, tales como terciarios o escuelas técnicas.

1,125,257 participaron de la educación universitaria.

Hay 35 universidades públicas a lo largo de Argentina. La Universidad de Buenos Aires, de La Plata, Córdoba, UTN (Universidad Tecnológica Nacional), Cuyo (Mendoza) son algunas de las más importantes. Los terciarios también tienen mucho éxito entre los estudiantes recién salidos de la escuela secundaria. El nivel de asistencia a los mismos es muy alto comparativamente con otros países. Las universidades públicas enfrentaron recortes de presupuesto durante las décadas de 1980 y 1990, esto provocaron una disminución de la calidad educativa

Ciencia y tecnología

Argentina contribuyó al mundo con muchos doctores, científicos e inventores muy distinguidos.

Los argentinos han sido responsables de grandes avances medicinales. René Favaloro desarrolló técnicas novedosas y realizó la primera operación de bypass coronario. Francisco de Pedro inventó un marcapaso más desarrollado. Bernardo Houssay descubrió el rol de las hormonas pituitarias en la regulación de la glucosa en los animales; César Milstein realizó importantes investigaciones sobre los anticuerpos; Luis Leloir descubrió como los organismos almacenan energía convirtiendo a la glucosa, y los componentes que son fundamentales en el metabolismo de los carbohidrátos.

Luis Agote desarrolló una de las dos primeras transfusiones de sangre con sangre previamente almacenada. Enrique Finochietto diseñó herramientas de cirugía tales como las tijeras que llevan su nombre o el separador de costillas. Roberto Zaldivar es un pionero en los procedimientos de laser de ojo. Las investigaciones en Argentina lideraron avances en terapias para la curación de heridas, enfermedades de corazón y diversas formas de cáncer.

El programa nuclear de Argentina es muy avanzado. Argentina desarrollo su programa nuclear sin dependencia de tecnologías extranjeras. En países como Perú, Argelia y Egipto se han construido instalaciones nucleares con tecnología argentina. En 1983 el así admitió tener la capacidad de producir armas con alto grado de uranio, el paso principal para desarrollar armas nucleares. De todas maneras, desde ese momento, Argentina han mantenido su política de utilizar la tecnología nuclear para fines pacíficos.

En otras áreas, Juan Vucetich es considerado el padre de la dactiloscopia moderna. Raúl Pateras de Pescara le mostró al mundo el primer vuelo de un helicóptero. El Húngaro – argentino Lázlo Biró produjo de manera masiva la primer birome y Eduardo Taurozzi desarrollo el motor de combustión pendular más eficiente. Juan Maldacena es una figura líder en la teoría cuántica.

Comunicaciones

Gráfica

Los medios gráficas argentinos son muy desarrollados e independientes. Hay cerca de 200 diarios en el país, influyentes en sus ciudad y regiones de origen. Los principales diarios son de Buenos Aires e incluyen al oficialista Clarín, el diario más vendido en el mundo de hispanohablantes. Otros de los principales diarios son La Nación (centro – derecha), Página 12 (izquierda), Ámbito Financiero (conservador financiero) y Crónica (populista). Los diarios regionales más importantes incluyen a La Capital (Rosario), Los Andes (Mendoza), La Voz del Interior (Córdoba) y El Tribuno (Salta). El Buenos Aires Herald es el diario de habla inglesa más respetado del país.

La industria de publicaciones argentina es, junto con la de España y la de México, la más importante en el mundo hispanoparlante. Argentina tiene la cadena de librerías más grande de Latinoamérica, El Ateneo y Yenny.  Existen otras librerías importantes en el país, muchas incluyen libreos en inglés y en otros idiomas. Hay cientos de revistas que contienen publicaciones de temas diversos, la mismas son vendidas en kioscos y librerias.

Radio y televisión

Argentina es pionera en la transmisión por radio. El 27 de agosto de 1920, a las 21:00, la Sociedad Radio Argentina anunció: “Ahora les hacemos llegar a sus casas una interpretación de la opera de Richard Wagner, desde el Teatro Coliseo de Buenos Aires”; sólo unas 20 casas tenían la tecnología para recibir esa transmisión en ese momento. La primera estación de radio del mundo fue la única en el país hasta 1922, año en que Radio Cultura apareció en el aire. Para 1925 había 12 estaciones de radio en Buenos Aires y otras10 en otras ciudades. La década de 1930 se considera la era dorada de la radio en Argentina, con una gran variedad de programas al aire, noticias, opera y deporte.

Actualmente hay más de 1500 estaciones de radio licenciadas en Argentina; 260 son de transmisión AM y 1150 son FM. La radio se mantiene como un importante medio en Argentina. La música y una variedad de programas para jóvenes dominan el formato FM, mientras que las AM suelen tener un formato más informativo, con deportes y debates. La radio amateur tiene amplia difusión en el país. La radio se mantiene como un servicio vital de información, entretenimiento e incluso ayuda a salvar vidas en algunas comunidades más remotas.

La industria de la televisión es muy diversa y muy popular en todo América Latina. Sus producciones son vista en todo el mundo, muchos programas son incluidos en redes de otros países o sus derechos son comprados en diversas partes del mundo para hacer las correspondientes adaptaciones. Argentina tiene 5 cadenas de  televisión principales (en orden de ratings: Telefé, Canal 13, Canal 9, América 2, Canal 7 Argentina). Todas las ciudades capitales de las provincias y las grandes ciudades tienen al menos una estación de televisión local. Argentina tiene la mayor penetración de cable y televisión satelital de todo Latinoamérica, con porcentajes similares a los de América del Norte. Muchas cadenas de cable operan desde Argentina para otros países que hablan en español. Entre estos programas se encuentra Utilísima Satelital, TyC Sports, Fox Sports en español (con los Estados Unidos y México), MTV Argentina, Cosmopolitan TV y Todo Noticias.

Miscellaneous

Trivia de Argentina

Argentina fue la primera nación en independisarse del hemisferio sur.

La Universidad Nacional de Córdoba es la 2 universidad más antigua de Sudamérica.

La ciudad de Mendoza es una de las ocho capitales del vino del mundo.

La ciudad de La Plata fue una de las primeras en América Latina con iluminación eléctrica en las calles.

Hubo cinco argentinos que ganaron el premio Nobel (Química, Medicina y Paz)

Argentina es el único país en ganar una medalla dorada en básquet y fútbol, en la misma olimpiada.

El subte de Buenos Aires fue el primero en construirse en el sur del Ecuador

Los argentinos tienen el nivel más alto de consumo de carne roja del mundo.

El primer humano nacido en el continente antártico fue Emilio Palma, un Argentino que nación en la Base Esperanza.

Feriados Públicos

Lista de los feriados declarados (días no laborales)

Enero

1: Año nuevo;

6: Epifanía

Febrero

23 – 24: Carnaval

Marzo

24: Día de la verdad y justicia

Abril

2*: Día de Veteranos de Malvinas (a)

Viernes Santo

Mayo

1: Día del Trabajador

25: Revolución de Mayo

Junio

10: Día de la Antártida

11: Corpus Christi

20**: Día de la Bandera (fallece Manual Belgrano)

Julio

9: Día de la independencia

Agosto

15: Día de la Asunción

17: Fallecimiento del Gran San Martín

Septiembre

11: Día del Maestro (fallecimiento de Sarmiento)

21: Día de la Primavera (también llamado Día del Estudiante)

Octubre

12*: Día de la Raza (descubrimiento de América por Cristóbal Colón)

Noviembre

1: Día de todos los Santos

Diciembre

8: Día de la Inmaculada Concepción

25: Navidad

*Feriados móviles: Si el día cae en martes o miércoles, el feriado será el lunes precedente. Se cae un jueves o viernes, será el siguiente lunes.

** El feriado siempre es el 3er lunes del mes.

(a) Feriado no móvil en Tierra del Fuego.

Las siguientes son los feriados oficiales correspondientes a otras comunidades que viven en Argentina (los creyentes de esas comunidades son excusados de sus trabajos en estos días).

Años Nuevo y Día del Perdón (religión judía)

Final de Ramadán y Año Nuevo Musulmán (religión islámica)

Navidad ortodoxa (7 de enero)

Jueves Santo (Catolicismo)

Año Nuevo para culturas indígenas (21 junio)

El año nuevo chino ha sido propuesto como un feriado oficial para los chinos habitantes de Argentina.